BÚSQUEDA / SEARCH

Los mejores scores de 2017

Quizás el año que nos deja no haya sido especialmente destacable en la cosecha de scores sobresalientes, pero sí resulta indudable que durante 2017 hemos podido disfrutar de algunas composiciones que quizás en un futuro sean historia viva del séptimo arte. Estas son las que considero más importantes, como siempre desde una perspectiva muy personal:

'Wonder Woman' (Rupert Gregson-Williams)
En 2016 Gregson-Williams compuso dos magníficas bandas sonoras: 'La leyenda de Tarzán' y 'Hasta el último hombre'. Con anterioridad, otras obras también notables en su trayectoria fueron, por ejemplo, 'Hotel Rwanda' o 'Cuento de invierno'. Con 'Wonder Woman' se sitúa de manera muy evidente dentro del universo Remote Control & Media Ventures, pero distanciándose de la, en ocasiones, ampulosidad pueril de las partituras de superhéroes. En este caso, el compositor británico crea una serie de motivos de gran fuerza orquestal, que combinan a la perfección el estilo más contemporáneo con el clasicismo más añorado. 

'Una bolsa de canicas' (Armand Amar)
Habitual de la filmografía francófona (en especial norteafricana, belga y francesa), el músico israelí Armand Amar es un ejemplo de autor de fuerte personalidad. Sus creaciones se caracterizan, en líneas generales, por la emotividad y la sobriedad, tan tradicionales en los artistas que trabajan en el cine del viejo continente. Con 'Una bolsa de canicas' ha firmado uno de los scores más elegantes del año, con melodías de suave musicalidad, que no evitan el subrayado dramático propio de una historia profundamente trágica.

'Colossal' (Bear McCreary)
Con tan sólo 38 años, McCreary ya ha compuesto cerca de 80 bandas sonoras, lo cual, ya de por sí, es un logro más que notable. Sus inicios se desarrollaron en el mundo del cortometraje y la televisión. Sin embargo, no sería hasta el año pasado que el músico nacido en el estado de Florida empezara a consolidarse en la gran pantalla, gracias a scores como 'El bosque de los suicidios', 'The boy' o, sobre todo, 'Calle Cloverfield 10'. Con 'Colossal' (producida dicho año pero estrenada en el presente), la atípica pero memorable película de ciencia-ficción social del inimitable Nacho Vigalondo, ha conseguido posicionarse como uno de los compositores cinematográficos con más proyección, gracias a una obra que parece una continuación estilística de 'Calle Cloverfield 10', y en la que predominan los temas vigorosos orquestalmente hablando. Lejos quedan sus devaneos con los experimentos electrónicos. McCreary ha decidido, por fortuna, mostrar sus cartas como artista decididamente clásico.

'El jugador de ajedrez' (Alejandro Vivas)
Aunque parezca increíble, nos encontramos ante la segunda partitura para el cine del compositor almeriense Alejandro Vivas, tras la sobresaliente (que no la película) 'La conjura de El Escorial', de 2008. 'El jugador de ajedrez' es un score brillante en lo melódico que siempre deja en el oyente una sensación de sosegado placer. Una vez más nos encontramos ante un músico de profundas raíces tradicionales que confirma con su obra que se merece con su apasionada creación más oportunidades en el cerrado mundo del cine español.

'Jeepers creepers 3' (Andrew Morgan Smith)
De manera sorprendente, el director y guionista Víctor Salva no contó para la tercera parte con el músico de las dos anteriores, Bennett Salvay, quien había firmado dos scores muy recomendables. Para esta polémica tercera incursión en el universo del Creeper, ha contado con la inestimable colaboración de un casi desconocido compositor, Andrew Morgan Smith, autor de tan sólo 10 bandas sonoras para la gran pantalla. Con 'Jeepers creepers 3' ha sorprendido por el ímpetu orquestal de su creación, innegablemente deudora de las creaciones de Salvay, que ya se caracterizaban por su espectacularidad en cuanto a la instrumentación. No en vano Smith ha sido pupilo del gran David Newman. En resumen, una partitura oscura, tenebrosa pero lúcidamente estructurada.

'Star Wars: Episodio VIII - Los últimos Jedi' (John Williams)
Octava partitura del maestro Williams que, poco a poco, va conformando una vasta e imperecedera sinfonía galáctica. Con sus 85 años sigue escribiendo melodías perdurables, quizás no tan míticas pero sí profundamente emotivas. Apoyándose en casi una docena de orquestadores, crea una banda sonora épica que retoma con gran brillantez los temas de siempre, dotándolos para la ocasión de aún más solvencia dramática. Lástima que las imágenes no sean un buen compañero de aventuras.

'Cantábrico' (Santi Vega)
Para el magnífico documental de Joaquín Gutiérrez Acha, el compositor Santi Vega, especialista del género con partituras como 'Moradores del Himalaya', 'La guerra del tigre' o 'Los guardianes del planeta', se luce con un extraordinario tour de force temático que seduce por su capacidad descriptiva. De hecho, sin las bellísimas imágenes la música sigue teniendo una enorme fuerza.

'Wakefield' (Aaron Zigman)
Siempre he considerado a Zigman como uno de los compositores cinematográficos más infravalorados. Pese a contar en su filmografía con scores de la talla de 'John Q', 'Flicka', 'El diario de Noa', 'Conociendo a Jane Austen', 'Un puente hacia Terabithia' o 'La decisión de Anne', su encasillamiento en las comedias románticas ha provocado que no haya desarrollado en toda su amplitud el potencial que tiene como artista. Con 'Wakefield' firma no sólo un score de delicadas sonoridades sino uno de los temas más bellos de todo el año. Sólo por ello merece estar en esta lista.

'Los archivos del Pentágono' (John Williams)
Tras 'Lincoln' y 'El puente de los espías', Spielberg firma un nuevo melodrama político. La partitura de Williams es deudora de otras anteriores de similar temática como 'JFK' o 'Lincoln', donde imperaban las tonalidades graves y moderadas, pero sin evitar los momentos afectivos. Parece menor pero, en el fondo, nos encontramos ante una de las bandas sonoras más importantes del año.

'Ferdinand' (John Powell)
Especialista en el cine de animación, Powell nos regala una obra colorista y festiva. Tiene la peculiar virtud de resultar tremendamente espontánea y lúcida, naturalidad que se muestra en sus dos temas centrales, protagonistas junto con sus juguetonas variaciones de una banda sonora que acabará siendo con el tiempo todo un clásico.


0 comentarios:

Seguidores

Patrocinador

Patrocinador
Baiona
(C) Ignacio Granda - avilesbeach@gmail.com. Imágenes del tema: A330Pilot. Con la tecnología de Blogger.

Multimedia Updates

Mail

About