BÚSQUEDA: Blog / Enlaces música de cine (Links) / Internet

Entrevista a Antonio Piñera, autor de 'Miklós Rózsa: Una vida, dos pasiones'

Hace unas semanas anunciábamos la próxima publicación por parte de T&B Editores del libro de Antonio Piñera Miklós Rózsa: Una vida, dos pasiones, que saldrá a la venta el miércoles 15 de abril y que podéis adquirir, aparte de en librerías, en Rosebud. Nos pusimos en contacto con su autor, quien con gran amabilidad se brindó a responder a nuestras preguntas, entrevista que a continuación reproducimos:

 ¿Cómo y cuándo empezó tu relación con la música de cine? ¿Y con la obra de Rózsa?
Pues yo creo que desde siempre. Mi padre era un gran aficionado al cine, y en mi casa veíamos muchas películas y una de las cosas en las que más me fijaba era la música.
Uno de esos films era Ben-Hur (1959), la extraordinaria partitura de Rózsa me dejó cautivado de inmediato.

“Una vida, dos pasiones”. ¿Podrías explicar el título del libro?
Una vida, hace referencia a la que cada uno de nosotros tenemos, y la segunda parte del título tiene un doble significado: por un lado el amor que Miklós sentía por la música y el cine; al igual que por la música de cine y la de concierto.

 ¿Qué principales fuentes has utilizado para la elaboración de “Miklós Rózsa: Una vida, dos pasiones”?
Principalmente mis propios conocimientos sobre el maestro, adquiridos a través de la visualización de toda su filmografía y la escucha aislada de toda su obra musical. También he sacado algunos datos de la Miklós Rózsa Society.

 ¿Qué diferencias principales consideras que existen entre su obra de concierto y sus scores cinematográficos?
Creo que ninguna; mucha de su música de concierto podría pasar por una banda sonora perfectamente, ese estilo apasionado lo mantenía en todas sus obras.

Rózsa escribió cerca de 100 partituras para la gran pantalla. ¿A que crees que es debido que no compusiera nunca una para la televisión?
Sí compuso para televisión, como menciono en el libro Rózsa escribió el tema central de la serie Dragnet en 1951, una serie que estuvo varios años en pantalla y que más tarde se volvería a emitir con nuevos capítulos en los años 60, 80 y 2000, manteniendo como tema principal el tema de Miklós, que no era otro que una variación del tema central de The killers (1946). Sí es cierto que el resto del score era de Walter Schumann.

¿Cuáles han sido las principales influencias del músico húngaro y a quiénes ha influido más dentro de la Industria?
Béla Bartók  y Zoltán Kodály, fueron sus grandes referentes. Dos compositores húngaros que entremezclaban muy bien una escritura postromántica, con temas influenciados por el folklore de su país natal. Pero sobre todo y viene al caso, se sentía muy atraído por la música que hacían los Zíngaros, reflejado en su música en el apasionamiento de su cuerda. Rózsa provenía de una familia acomodada, pero cuando podía ya fuera por ausencias de sus progenitores o por que se escapaba, acudía a oír tocar a estos músicos que tanto le fascinaban.
Respecto a la segunda pregunta, Jerry Goldsmith es uno de los compositores a quien más influyó la obra de Rózsa, pero hay otros muchos, como por ejemplo el propio John Williams.

 ¿Cuál es tu score preferido y por qué?
Son muchos, no podría decir uno, pero Ben-Hur a mi parecer es el más completo. Porque aúna todo el repertorio del maestro, un tema de amor sublime, acción magníficamente acompañada y ensalzada, esas marchas para los romanos nunca superadas y un misticismo religioso que pone la piel de gallina.

¿Qué banda sonora te gustaría ver editada en disco?
Me gustaría que se editara completa la música para El ladrón de Bagdad (1940), La condesa Alexandra (1937), un score romántico muy bello, o Jacaré (1942), por ejemplo, una película documental que contiene un score prodigioso, pero hay otras muchas.    
                       
Rózsa era, quizás junto con Dimitri Tiomkin, el compositor de cine con un estilo más reconocible. ¿Consideras que su estilo ha podido ser un lastre en su carrera?
Para nada, al contrario, me encanta que un compositor tenga su propio estilo y pienso que eso benefició al maestro. Lo que pasa es que a partir de los años 60 la música sinfónica en general, se vio un poco relegada por las nuevas corrientes jazzísticas y pop que imperaban en las composiciones, un sinfonismo que como se sabe fue recuperado para el cine por John Williams a principio de los 80.

¿Cuál es tu próximo proyecto literario?
Tengo varios, pero ahora mismo he comenzado la escritura sobre la música y compositores del estudio británico Hammer. Donde se hicieron grandes obras y donde escribieron música grandes autores a reivindicar como su insigne James Bernard. 

0 comentarios:

Seguidores

Patrocinador

Patrocinador
Baiona
(C) Ignacio Granda - avilesbeach@gmail.com. Imágenes del tema: A330Pilot. Con la tecnología de Blogger.

Multimedia Updates

Mail

About